English Arabic Bulgarian Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Czech Danish Dutch Finnish French German Greek Hindi Italian Japanese Korean Norwegian Polish Portuguese Romanian Russian Spanish Swedish Catalan Filipino Hebrew Indonesian Latvian Lithuanian Serbian Slovak Slovenian Ukrainian Vietnamese Albanian Estonian Galician Hungarian Maltese Thai Turkish

logo

Coraje

image

Coraje

 

La vida del salmón es un extraordinario ejemplo de valor y de constancia. El salmón es un pez que nace en las altas montañas, en pequeños ojos de agua y que una vez tiene el tamaño indicado inicia un peregrinaje  buscando la salida al mar.

 

Para lograrlo, usando la corriente va rio abajo hasta llegar al mar; una vez allí pasa la mayor parte de su vida.

Cuando ya es adulto y está en capacidad de reproducirse inicia su viaje al revés; va del mar al rio; busca la desembocadura y en contra de la corriente busca el riachuelo hasta llegar a la alta montaña. En su travesía tiene que vencer el ataque de los osos, el asecho de los pescadores y hasta la falta de agua en algunos pasos en donde tiene que saltar hasta diez veces su tamaño. Finalmente llega al mismo sitio en donde nació.

Allí los machos fecundan los huevos puestos por las hembras y esperan a que salgan los pequeños alevinos y a que tengan una talla adecuada para iniciar su propio viaje. Mientras tanto, los adultos mueren y sus cuerpos que son llevados por la corriente sirven de alimento a los alevinos en su búsqueda del mar.

El coraje con que viaja y vive el salmón nos inspira para entender que en muchas ocasiones tendremos que tomar decisiones que van en contra de la corriente, pero que tienen inmenso valor para otras generaciones.


Este coraje de vivir de acuerdo con lo que es correcto tiene sus consecuencias. Seremos menos populares o nos ganaremos el señalamiento de otros; pero también tiene su consecuencia correcta, otros se podrán inspirar en lo que hicimos para vivir vidas más plenas y llenas de sentido.


El padre que decide invertir tiempo con cada hijo en vez de dedicarse a su merecido descanso, la madre que atiende con amor y  formación la equivocación de su hijo, el jefe que busca entender la inexperiencia de su subalterno y lo guía pacientemente en la tarea, son ejemplos de coraje ante las demandas de un mundo que nos repite hasta el cansancio que primero estamos nosotros y que lo importante es el resultado por encima de las personas.


El coraje de vencer dificultades y de avanzar hacia lo que tiene valor es lo que el salmón con su vida representa. Cada vida y sus decisiones alimentan  a quienes amamos.